martes, 8 de julio de 2008

PATATAS RIOJANAS. VERSIÓN VEGETARIANA.

Una vez más Alicia del estupendo blog “amiloquemegustaescocinar” ha hecho una convocatoria invitándonos a participar, en esta ocasión en un libro virtual dedicado a la cocina regional española.

Siempre es un placer participar en las convocatorias de Alicia. Su blog es un ejemplo de buena cocina con una presentación elegante y sofisticada. A mí particularmente me encanta. Soy asidua y, en mi opinión, es un blog de referencia de cocina moderna, ligera y sin perder de vista cómo cocinaban nuestras abuelas. En fin, un gustazo participar en ello.

Soy riojana, pero una riojana rara. Por varias cosas: mi lengua habitual no es el castellano, sino el catalán; no me gusta el vino, a excepción de algún vino blanco y nunca es riojano; no voy de vacaciones allí, cosa bastante inhabitual en los riojanos que, aunque sólo sea por ponerse moraos de vino y chorizo, acuden siempre que pueden a las fiestas de sus pueblos; no como cordero ni cerdo, delito total en una riojana de rancia casta como yo. Y a pesar de todo ello, adoro mi tierra, me siento de allí, hablo castellano cuando lo que he de decir me sale de las vísceras y no del cerebro y me encanta su gente, hospitalaria y amable donde las haya, dispuestos, siempre, a que los forasteros se vayan satisfechos y dispuestos a volver para disfrutar de todo lo bueno que da esa tierra, que es mucho. La excelencia de sus productos la ha hecho famosa en todo el mundo y con razón.


Y para demostrarle a mi familia que no soy tan descastada como les parezco, aquí están unas patatas riojanas versión vegetariana (¡sacrilegio total!) hechas a las tantas de la noche, comidas a horas inconfensables y con unas fotos con luz artificial que no les hacen el honor de lo buenísimas que salieron.

Espero que os gusten. Un saludito a todos.

Ingredientes para 2:

* 500 grs. de patata
* ½ cebolla
* ½ pimiento verde
* ½ guindilla
* 3 dientes de ajo
* 2 cucharaditas de carne de pimiento choricero
* 1 cucharadita de pimentón
* 2 hojas de laurel
* perejil
* sal marina
* 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
* agua

Elaboración:

1.- Picar la cebolla, el pimiento verde y los ajos. Sofreírlo todo hasta que quede dorado, pero sin quemarse.

2.- Pelar y cortar la patata. Hacerlo introduciendo la punta del cuchillo para que haga como un chasquido al partirla. Es la típica manera de hacerlo. Rota así, la patata sacará el almidón y el caldo quedará meloso y suave. Mezclarlas con el sofrito y removerlo todo.

3.- Añadir la carne de pimiento choricero, los aritos de guindilla, el pimentón, el laurel y cubrirlo todo con el agua. Salar.

4.- Dejar cocer 5’ a fuego fuerte y después 30’ a fuego medio bajo. Yo las remuevo como si fuera un bacalao al pil pil, sin meter la cuchara, sólo moviendo en círculos la tartera de barro. De esta forma sale una salsita excelente y las patatas no se rompen. A la hora de servir espolvorearlas con el perejil picado fino y ya estarán listas.

19 comentarios:

Su dijo...

Pues bien ricas. Me encanta esta version vegetariana. Un beso de esta manchega para esa riojana poco habitual.

amiloquemegustaescocinar dijo...

Hola Canela!
muchas gracias por la receta!! Si quieres puedo cogerla de aquí o si lo prefieres me la puedes enviar a:
amiloquemegustaescocinar[arroba]gmail[punto]com
Es estupenda!! :)
Besos, alicia

Dolorss dijo...

Vaya con las patatas riojanas!!!, ya me estan entrando ganas de hacerlas hoy, sin demora.
Un beso

poskito dijo...

Pues sin dañar a los riojanos ............ me gustan mas estas que las "originales" .
Gracias por la recetilla
Ahhhh!!!! y las raices se llevan dentro y siempre estan ahi. ;)
Besotes

PimientayChocolate dijo...

Canela, unas patatas espectaculares, me puedo imaginar el saborcito y el aroma!
un beso, daniela

CARMEN dijo...

Hola Canela!!!
me gusta mucho esta versión vegetariana que has hecho, yo llevo la barra de pan.
besos

Hego dijo...

Ñam Ñam Ñam, patatas riojanas ¡ricas ricas!
¿Para cuando mas recetas autonomicas?
Puedes seguir por el noroeste :P
y venir hacia el este...
Un besote

Sonia Martín dijo...

Pues a mí me parecen maravillosas esas patatas riojanas vegetarianas, vamos, que no echo de menos nada en ellas. Pongo copiar de arriba a abajo y me lo llevo para mañana mismito. Eso sí, ¡Que no te guste el Rioja......!!!!!!!! Bueno, te comprendo porque yo tampoco soy una madrileña al uso, que mi madre me tiene frita diciendo que a ver si saco algo madrileño en el blog. Un beso grande. Sonia

TROTAMUNDOS dijo...

Ummm que rica versión, madre como debe de estar esto, me chiflan las patatas a la riojana. Excelente

Besos

betusta dijo...

De sacrilegio nada..... yo también las hago mas o menos así sin carne y me gustan muchisimo (y no soy vegetariana).
Hacía mucho que no blogueaba pero es que he estado de vacaciones y antes de eso estaba un poco perezosa para escribir.
Saludos

Pilar dijo...

¡Vaya, vaya con la riojana!, mira chica a mi las patatas a la riojana auténticas me encantan pero me sientan fatal, o sea que ya estoy probando tu receta que apunta a fenomenal. Un beso

Pilar - Lechuza dijo...

De una gallega que presume y mucho de serlo, recibe una ENHORABUENA así de grande por ésta receta.
El ser de un sitio, no tiene necesariamente que seguir un patrón pre-establecido, vamos creo yo. Cada uno siente su tierra de una forma que a veces nada tiene que ver con los demás.
Un saludo

Anxiños dijo...

Ay, qué ricas! me encantan las patatas y si son version vegetariana mejor que mejor! BS

Anna dijo...

me gusta mucho esta versión, las haré seguro!

cerise dijo...

Una version muy apetecible. ...y casi casi las puedo oler...y estoy de acuerdo que cada uno puede aportar su personalidad un plato. Y te digo la verdad me gusta mucho mas tus patatas!!!!

Anónimo dijo...

He fet aquesta recepta de patates avui per dinar. Boníssimes! Han quedat com si fossin les d'un estofat, però sense carn.
Salutacions,
Marta F.

canela dijo...

Su, no creas, yo he aprendido bastante de tu comida manchega, aunque, claro... con tanta chicha ;)))

Alicia, guapa, gracias por la oportunidad de participar en esos libros tuyos tan estupendos. Besitos.

Dolorss, bones vacances, maca, que descansis molt. Petons.

Poskito, están de rechupete así. A ver si la gente se convence que sin chorizo también se pueden tomar las verduras y las legumbres. Un besote.

Daniela, seguro que con tu mano para la cocina, las bordas y mejoras. Besos.

Carmen, trae la barra que nos la acabamos seguro, que quedó una salsita que ni te cuento y después me quejo de que engordo, ainsss, jeje. Un beso.

Hego, qué ganas tengo de darle al pulpo, no creas, pero es que soy tímida y no me atrevo jeje, petonets ;))

Sonia, pues lo divertido está en la variedad, y ser un poco rarito no es malo, no? Bueno, confieso que a mí me gusta que mi madre me diga que soy rara jaja, ya te digo que lo soy. Besotes, nena, que blog más estupendo tienes.

Trotamundos, con esa elegancia tuya en la cocina, vas a hacer unas patatas riojanas de diseño ;)) un beso y gracias por venir.

Betusta, me alegra mucho volver a saludarte por aquí. Claro que están ricas sin chicha las patatas, son un bocado exquisito si se hacen con cariño. Saluditos.

Pilar, pues esta riojana se alegre de verte. Ya verás que ricas te quedan. En tu casa pedirán más. Un beso.

Pilar, mi admirada cocinera gallega. Con lo que quiero yo a tu tierra y a sus manjares, y mira, no me atrevo con el pulpo jeje. Un beso y gracias por visitarme.

Anxiños, con lo poquito que te gusta a ti la carne, esta receta te saca de un apuro. Ah, eso sí, no es de régimen, jeje. Un beso.

Anna, moltes gràcies per visitar-me. Les patates surten molt bones i són addictives, per lo ràpides i sanes que resulten.

Cerise, muchas gracias por tu visita. Me alegro de que te guste la receta. Con tu manita y personalidad para la cocina, las mejoras, fijo. Qué envidia me da tu huerto tan majo y yo sigo con plaga de hormigas y ni un tomate pillo. Un abrazo.

Marta, no saps la il.lusió que en fa el teu comentari. Realment són molt gustoses i fàcils de fer. Benviguda sempre a aquesta cuina. Un petó.

morgana dijo...

Polamodedió, tienen que estar buenísimas...

Ay... A veces siendo vegetariana se echan de menos ciertos sabores y disponer de estas alternativas es un lujazo. Un millón de gracias.

Ahora no lo soy (vegetariana) pero cuando lo era me hacía (según mi madre) unos "comistrajos" de lo más extraño. ¿En qué consistían las extrañezas? Es que echaba tanto de menos los sabores de los adobos manchegos que en vez de hacerme arroz blanco le echaba orégano, pimentín y ajo y me sabía a gloria. Ya ves tú qué "rarezas"...

Estas patatas me habría vuelto loca y, de hecho, en cuanto vuelva el frío creo que las haré porque aunque no sea del todo vegetariana no me hace demasiada ilusión el chorizo.

canela dijo...

Morgana, están de rechupete y, aunque, haga calor, estas patatas nunca caen mal. Un besso.

canela