miércoles, 14 de mayo de 2008

ENSALADA DE REMOLACHA Y NARANJA


He recibido un correo electrónico de una persona muy amable pero que me cuestiona los comentarios de tipo dietético que hago en el blog. En concreto el hecho de no tomar carne porque ella entiende que la alimentación así es incompleta y carente de vitaminas y otros nutrientes.

No voy a negar que me sorprende que a estas alturas alguien se alarme de que otros no coman carne. Conozco mucha gente que no lo hace desde que nació y algunos son unos intelectuales de pro y otros trabajadores a pie de obra todo el día, con lo cual querrá decir que el organismo les funciona igual que a los demás. Tendrán días mejores o peores, como cualquiera, pero no por el hecho de no tomar carne se les hace el cerebro agua o sus músculos dejan de tener fuerza para realizar cualquier actividad.

Vivo desde hace 23 años con un lacto-ovo-vegetariano. Eligió esa alimentación por un tema de salud. Sólo consume vegetales, legumbres, frutas, huevos, algún derivado lácteo y poco más. Trabaja incansablemente 12 horas diarias. Tiene una actividad mental frenética y todo el trabajo y esfuerzo le parecen poco. Imaginarse si comiera carne ;)) Pero ya digo, fue una opción alimentaria para evitar algunos problemas de salud que tras el cambio de dieta desaparecieron y nunca más han vuelto. Evidentemente, la alimentación que hace es de calidad. Nada de productos refinados ni industriales. Sólo producto fresco, integral, a ser posible ecológico y cocinado en casa. Haciéndolo así no tiene porque haber carencias. Otra cosa es aquellos que cambian su dieta a vegetariana, por moda o por reducir peso, y se alimentan de productos refinados (arroz o pasta blanca), verdura congelada y platos precocinados. Sí, es cierto, son vegetarianos, pero están haciendo una dieta incorrecta y las carencias nutricionales darán señales al poco tiempo.

En mi caso, no como carne o derivados por otros motivos, pero sí que tomo pescado y no le hago ascos. Yo simplemente no como carne porque matar a un animal, del entorno, para nutrirme me parece algo innecesario y cruel, cuando puedo elegir otros alimentos. Fui dejando de tomar carne a medida que iba siendo consciente de lo tortuosa que es la vida de los animales que nacen sólo con el fin de alimentarnos. Cuando veía un cabrito mamando me lo imaginaba en la bandeja del horno en Navidad rodeado de patatitas y ajos… Los terneritos tan monos, igual, el mismo fin… en la sartén y con patatas fritas… Los pollos, ay pobres, hacinados en granjas… lo mismo… pechuga a la plancha… Conejos, tan bonitos que son y tan simpáticos… lo mismo… son igual que mis gatos… no podría comerme uno más. Y por último el querido cerdito. Aquí soy más culpable. Hasta hace 5 meses, en fiestas de guardar, me zampaba 100 grs. de jabuguito. Mi último vicio. Se acabó. Viniendo de Niza, en la autopista vimos los restos de un accidente brutal. Un camión que transportaba cerdos había chocado con un autocar. Por los restos que vimos, tuvieron que ser dantescas las imágenes. Después leí en la prensa lo que pasó. Me dije que nunca más un animal sufriría eso por mi placer. Hay mil cosas para hacer feliz al paladar y a la vida. Por qué elegir un animal para ello. El día que haga submarinismo y pueda ver un besugo o una dorada en su hábitat seré incapaz de comerme uno más.

Tal vez esta forma de ver las cosas sea pueril o superficial. No puedo explicarlo desde un punto de vista científico porque yo científica no soy, pero sí lo vivo, lo experimento y sé que no es un mal camino. Se puede ser un buen gourmet, un sibarita, un amante de la cocina sin pasar por los mataderos. Disculpad esta diatriba, pero el blog de canela y chocolate no sólo es de cocina, es de lo que pasa por la vida de una amante de la cocina y del buen comer. A ver quién más se anima. Un beso a todos.

Bueno y ahora la ensalada. Fresca y sana. Muy rica y nutritiva. Sirve igual como entrante que como guarnición. Queda de auténtico lujo en la mesa.


Ingredientes para 2:

* 1 remolacha grande cocida (se puede comprar ya envasada o hervirla al vapor)
* 1 naranja sanguina
* semillas de sésamo
* eneldo seco
* aceite de oliva virgen
* zumo de naranja (al gusto)
* tiras de corteza de naranja


Elaboración:

1.- Cortar la naranja sanguina al vivo y en gajos.

2.- Laminar la remolacha muy finamente y cortar unos daditos para decorar.

3.- Montar el plato, con las láminas de remolacha, encima los gajos de naranja y espolvorear por encima el eneldo, el sésamo y las tiras de corteza de naranja.

4.- Aderezar con la mezcla del zumo de naranja y el aceite, bien emulsionado.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades por tu blog y por la defensa de tus elecciones. Nadie las ha de cuestionar mientras no impliquen dolor o sufrimiento al projimo.
Un saludos

Sara dijo...

Canela: creo que tus sentimientos son nobles, como los son tus convicciones, y que la decisión de comer o no carne, o grasas, o amanitas faloides, de forma responsable (tanto COMERLA como NO COMERLA), no tiene porque ser nocivo para la salud (de hecho, creo que así lo afirman la mayoría de nutricionistas).

Es más: no creo que deba cuestionarse directamente lo que digas o no digas en tu blog (eeeh, todos somos "como diós" en nuestros propios blogs).

Yo no soy vegetariana ni pienso en serlo, pero soy fan de tu blog, y es más... de la mayoría de tus comentarios sobre nutrición (la mayoría porque somos humanos para cuestionarlo todo, y no soy ser de no cuestionar nada).

También tengo que reconocer, que no soy nutricionista (aunque me gusta leer sobre nutrición), pero teniendo en cuenta que incluso entre nutricionistas hay tanta diversida de opiniones y teorías... al carajo! Que me he atrevido a dejarte mi opinión!

Aix, que tinc un rollo.... Petons, petons!

Alegna dijo...

Pues yo tambien soy de las "sin carne" y ni por eso estoy debil o mal nutrida...

Si tu crees que haces lo correcro, pues adelante...

Esa ensalada esta de lo mas apetecible... besotes

La cuina vermella dijo...

Et donem tot el suport en allò que pensis ho facis. Sabem que totes les teves accions i decisions són les creus correctes i de manera pensada i reflexionada. Per tant, des de la nostra cuina una forta abraçada, cap qüestionament i felicitacions pel que fas i penses.
Besades

Anxiños dijo...

Cada uno toma las decisiones que le da la gana por los motivos que le da la gana y si esas decisiones no molestan ni influyen en los demás....¿quién es nadie para cuestionarlas?
Yo sólo como de vez en cuando algún fiambre (y jamón del cocido cuando lo hace mi madre) y tengo una salud perfecta, no me falta nada de ná.
En la naturaleza hay muchas cosas que comer que suplen todo lo que nos da la carne. De hecho, creo que es peor comer carne mañana y noche, como hace mucha gente, y no haber probado nunca la mayoría de las verduras...
La ensalada muy rica!!! BS

Anónimo dijo...

Canela, yo el vegetarismo lo veo de lejos, no la entiendo ni la comparto, pero por supuesto la RESPETO, como creo que tu deberías de respetar a la gente que come carne. No es nada nauseabundo comer animales: ni los cerditos, ni los conejitos, ni los lechales. Por la misma razón que has dado tu, nunca has tenido una pecera de 1m3 con peces? nunca lo has visto? estas condiciones también son penosas para los peces. No estoy de acuerdo con la manera que se sacrifican los animales o transportan como simple mercadería, pero si estoy de acuerdo en comer animales, ya que según mi parecer es nuestra naturaleza, somos animales carnívors desde tiempos remotos. Y una última cosa, decir a la gente que quiera empezar una dieta vegetariana, que primero se informe y consulte con un especialista.
Saludos,
Esther.

Tony dijo...

Gran blog y muy e interesantes recetas. Tomo nota y volveré. Un saludo.

Tony dijo...

Suscribo lo que lo que dice anonimo en el primer comentario, yo creo que no podria vivir siendo vegetariano, la verdad es que nunca lo intenté. A mi me encanta el choricito, la morcilla ..., y creo que es tan respetable como al que no. Gracias.

c de cocina dijo...

Vaya, la que se ha liado simplemente porque has dicho que no comes carne. En el tema de la nutrición, hay sensibilidades muy a flor de piel, ya cada uno las defiende como quien defiende un pais.
Por supuesto, me parece bien que no comas carne, ya que es una decisión personal que no daña a nadie. Un saludo.

Ana dijo...

Un beso y adelante con lo que tú elijas, nadie tiene porqué cuestionar tu vida, tus ideas y tus preferencias.

Natacha dijo...

Canela, cada uno come como mejor le parece... pues estaría bueno...
Yo no como patatas ni azúcar ni nada refinado Y?...
Pues eso, cada cual a lo suyo.
Esta ensalada, como siempre. Suprema.
Un beso, mi niña
Natacha.

canela dijo...

Anónimo, bienvenid@ a este blog y muchas gracias por tu comentario y apoyo. Saludos.

Sara, gràcies per venir i pel teu comentari comprensiu i tolerant. Un petó.

Alegna, un placer tu visita. Admiro mucho tu blog y aprendo de él. Gracias por tu comentario. Un beso.

Cuina vermella, a aquesta cuina sempre son benvingudes les persones educades i tolerants. Vosaltres, a més de simpàtics, ho sou. Petonets.

Anxiños, gracias por tus comentarios, siempre simpáticos y cómplices. Un beso.

Esther, yo respeto todos los puntos de vista que contemplen el respeto a los demás. Lo que expongo en el blog no es un ataque a los que comen carne. Sólo es mi punto de vista y reconozco que puede resultar perturbador, pero pretendo hacer reflexionar sobre el drama que viven los animales, desde que nacen hasta que llegan a los mataderos. Una aclaración más, el hombre no es un animal carnívoro, es omnívoro, algo bien diferente. No tenemos las garras ni los colmillos de un lobo, por lo menos hasta ahora, que todo se andará con tanta manipulación genética ;)) Y en cuanto a lo de consultar especialistas, en mi caso, prefiero escuchar al cuerpo, documentarme, informarme y actuar en consecuencia. Digamos que estoy más por un modelo de autogestión de la salud que no por el modelo sanitario intervencionista que nos trata como enfermos desde que nacemos. Y aunque no estemos de acuerdo, saludos y bienvenida a esta cocina. Aquí siempre hay un caldito (vegetal, eh) o un chocolate caliente para la visitas.

Tony, bienvenido a esta cocina y muy agradecida por tus comentarios. Un saludo.

c de cocina, así es, y fíjate tú que todavía no me he metido con la fiesta nacional ;)) Saluditos.

Ana, un beso, guapa. Siempre bienvenidos tus comentarios. Muchas gracias. Cuídate.

Natacha, niña, eso digo yo. Con lo que me gustan a mí los animalitos incluidos los racionales;)). Un beso, preciosa, me gusta mucho tu último post.

Anónimo dijo...

hola canela, lo que yo no entiendo es que si tu motivo para no comer carne es de índole moral, por qué comes peces? ya tienes mucho ganado, aunque si vives hace 23 años con un ovolacteo esto lo tendrás trillado, te invito a reconsiderar la necesidad y satisfacción de dar un paso más.
Saludos

canela dijo...

Anónimo, es un camino a recorrer y cuando empiezo algo me gusta hacerlo convencida de que no me voy a arrepentir y de que seré consecuente. La sensibilidad está, ahora falta la fuerza de voluntad para no echarme atrás. Saludos y bienvenid@

Sanchete dijo...

Pues a mi me parece estupenda la forma en la que te alimentas. Sinceramente, te tengo envida. Soy un declarado amante de los animales, respiro cada día gracias a la energía que ellos me transmiten y ni siquiera me hace falta tener uno delante (que los tengo), con leer o informarme sobre ellos me basta.

Pero tengo que reconocerlo, soy amante de la carne. Y me siento culpable por que comparto muchas de las cosas que has dicho, y además soy una persona que no hace ascos absolutamente a nada, como de todo y con mucho gusto. Y es por eso que, pudiendo ser vegetariano, me siento culpable al no serlo pero... Es lo que hay, disfruto comiendo absolutamente de todo.

Creo que somos muchos los que tenemos en este problema, y dentro de este gremio creo que nos dividimos en dos grupos: Los que les invade la culpabilidad hasta el punto de no poder soportarlo y los que consiguen evadirse de ese sentimiento. Yo, de momento, estoy en el segundo grupo.

Enhorabuena por tu blog, y sobretodo, por la maravillosa persona que creo que eres.

Inma S dijo...

Acabo de descubrir tu blog buscando hallitos... y que decir... ME ENCANTA TU BLOG! y como has explicado el por qué no comes carne. Yo tampoco lo hago por los mismos motivos y siempre que alguien se entera me toca volver a empezar con la misma historia, tan difícil de entender es?? porque yo lo veo de lo mas simple.

Bueno, mil gracias, voy a hacerme seguidora enseguida!! Me he apuntado muchas recetas que ya te iré comentando si me salen bien porque soy bastante novata. Creo que empezaré con la tarta de tres tomates, mmmm que pinta!!

Gracias, muuak