miércoles, 27 de febrero de 2008

RISOTTO DE SETAS SECAS


Uno de mis ingredientes favoritos es el arroz, cocinado en mil maneras diferentes. Los risottos me gustan mucho, además de por su sabor, porque es una elaboración especial, hay que hacerla con mimo, con mucho cariño y esmero. No quiere brusquedades, como un punto de nieve, sólo dulzura y tiempo.

El risotto de setas es un clásico en cualquier carta de restaurante italiano. En Catalunya hay una gran tradición en el uso de setas en la cocina. Se pueden adquirir secas durante todo el año e hidratarlas para la preparación que queráis. En mi caso compré una abundante variedad en el mercado de Navidad que hubo por aquí.

Espero no haberme equivocado con los nombres de las setas, aunque lo he comprobado por internet. Es que sólo me los sé en catalán.

Aquí va la receta. Ah y comentar que no lleva mantequilla. Sólo queso parmesano. Quería bajarle grasas al plato y ha quedado muy rico y meloso también.


Ingredientes (para dos):

* 200 grs. de arroz tipo arborio (una de las clases de arroz que se utilizan para hacer risotto)
* ½ l. del agua de hidratar las setas
* 4 chalotas
* 2 ajos tiernos
* 100 cl. de vino blanco seco
* 100 grs. de parmesano rallado
* un puñado de setas hidratadas: níscalos (rovellons), amanita caesarea (ou de reig), múrgola, rebozuelo (rossinyol), trompeta de los muertos, ratón (fredolic), perrotxico (moixeró), trompeta amarilla (camagroc)
* aceite de oliva virgen
* sal marina
* pimienta blanca


Elaboración:

1.- Colar el agua de las setas con un colador de algodón y mantener caliente.

2.- Secar las setas con papel absorbente sin chafarlas. Hacer trocitos medianos.

3.- Poner el aceite en la cazuela y sofreír las chalotas y los ajos tiernos, picados pequeñitos.

4.- Añadir el arroz y sofreírlo hasta que tenga un punto como transparente.

5.- Echar el vino. Dejar que se evapore y nos deje sólo su perfume.

6.- Añadir las setas bien secas. Removerlas y echarle la sal y la pimienta.

4.- Añadir un cacito del agua de las setas hirviendo y remover con cariño, sin brusquedades.

5.- Añadir agua de nuevo a medida que el arroz se vaya quedando seco hasta que consigáis el punto de cocción deseado.

6.- Dejarlo un poquito caldoso, retirarlo de fuego y mezclarle el queso parmesano. Decorarlo al gusto. Yo he utilizado una múrgola pequeñita.

Ya veréis que rico está.


6 comentarios:

Natacha dijo...

Hola canelita, guapa.
Me ha gustado esta receta. Pero tengo un trauma infantil con las setas que trato de superar.
No sé a quien de lo comenté el otro día. Hubo cerca de mi un accidente terrible con las setas cuando era niña y les tengo un poco de miedo.
Pero el arroz así me chifla.
Un beso mi niña.
Natacha.

Cocinarg dijo...

Excelente receta y una explicación consisa, puntual y detallada, no se escapa ningún paso y es facíl de llevar a cabo!

Merecido lugar en Sitios Amigos!

Saludos!

Rosa dijo...

Que cosa más rica nos has preparado. Tiene una pinta estupenda. Te copio, gracias.
Un beso

Su dijo...

Niña
tiene un punto meloso que me entusiasma...mira que me ha dado antojo....

La esencia de la bergamota dijo...

Como Valenciana, adoro el arroz, sea seco, en paella, caldoso.. y este me parece que debe estar riquísimo. Estuve hace poco en Barna, visité el Mercat de la Boquería, paraíso de sibaritas, hubo un puesto de especias que me encantó y tenía setas deshidratadas. Me pareció todo el mercado un sitio encantador.
Ah, estuve en Bubó, cómo no, jeje

Sigue en tu línea, tu blog está genial. Ciao

canela dijo...

natacha puedes probar con cualquier otro vegetal o producto que te guste. Yo también lo hago con espárragos verdes, ajetes tiernos, corazones de alcachofa, guisantes, habitas baby... y sale riquísimo y muy melosón. Besitos, nena.

cocinarg Es un placer leer los mensajes de otros blogs del mundo. No me digáis que esto de internet no es estupendo. Saludos y bienvenid@ siempre.

rosa siempre tienes ideas fantásticas, seguro que te sale riquísimo. Un beso.

su ñiña, mírate eso de los antojos ;)) Besitos.

la esencia de la bergamota me alegro mucho de que hayas disfrutado por aquí. En otra ocasión, si vuelves a la Boquería, no te pierdas la parada que se llama "Petras", hay de todo, todito, hasta insectos fritos, puaaaaaaaag. Saluditos.